El mundo automotor guarda a los mejores fanáticos de todos. Sin embargo, en muchos casos se desconoce el origen o qué quiere decir algunos agregados de los nombres y modelos de algunos vehículos. Por esta razón, vale la pena conocer algunos ejemplos de tipos de coches para así entenderlos y saber de qué nos están hablando en la televisión o en la agencia y concesionaria a la hora de comprar un coche nuevo.

Coche coupe

SUV y crossover

El término SUV es el acrónimo de sport utility vehicle, o vehículo utilitario deportivo, por su traducción del inglés. Este tipo de vehículos es una mezcla entre las cualidades de un todoterreno aguerrido y la comodidad de un turismo. Ultimadamente todas las compañías más importantes del mundo tienen un SUV en su catálogo. En cuestión de historia, los pioneros en esta gama fueron la Jeep Wanogeer y la Cherokee.

Por otra parte, un segmento que apareció no hace mucho en las calles, siendo a su vez, uno de los ejemplos de tipos de coches más vendidos. Los crossover son coches que, si bien comparten características con los SUV, sus prestaciones no son dedicadas tanto al mundo off road o fuera del camino. De este modo, tienes la comodidad y el desempeño de un coche familiar y turismo con solo un poco del ADN del SUV.

Sedán y wagon

Por su parte, los sedanes son coches más dedicados a las familias y a las rutas pavimentadas. Este es uno de los ejemplos de tipos de coches más populares por varias razones. Comodidad, espacio y precios bajos. Todo esto lo hace más atractivo. Los sedanes se caracterizan a simple vista por tener tres volúmenes. Es decir, el vidrio trasero se encuentra separado del maletero, por lo que este abre independiente.

Coche Sedán

Los wagon o station wagon son vehículos netamente familiares. Puede ser que exista uno que otro deportivo con este tipo de carrocería, como el BMW M5 e61, pero son casos muy contados. Asimismo, un station wagon generalmente es de cuatro puertas, pero cuentan con un parabrisas integrado a la compuerta del maletero. Son muy buscados por el espacio extra que hay, ya que el maletero complementa la carrocería.

Coupe y hatchback

Un coche coupe o cupé es un dos volúmenes de tamaño compacto con motor externo a la cabina de los pasajeros. Estos ejemplos de tipos de coches cuentan con un vidrio trasero integrado al maletero, y en casi todos los casos son considerados deportivos. A pesar de que muchos modelos de sedanes deportivos empleen esta terminología, solo lo hacer por cuestiones de publicidad. Esto para buscar y atraer a más clientes.

El hatchback por su parte es similar al cupé. En este caso, el espacio del maletero se encuentra integrado a la cabina de los pasajeros, teniendo casi siempre espacios reducidos. Para acceder a él se emplea una compuerta completa con vidrio integrado que se le suele decir la tercera o quinta puerta. Todo dependerá si en los laterales tiene dos o cuatro puertas.

Coche coupe

Pick-up

Finalmente, el tipo de coches favoritos por muchos y odiados por otros. Este tipo de vehículos es utilizado generalmente como una camioneta de carga por las cualidades con las que cuenta. Esta originalmente fue creada en la base de un Ford Modelo T, pero en vez  de asientos traseros y maletero, se le acopló una batea (o como también es conocida, caja, cajón, cama o palangana).

Hoy en día es un segmento sumamente importante e imprescindible para el mercado norteamericano. Parece que las pick-ups se extienden a otras regiones como Europa y Asia, en donde compañías fabricantes se han decidido por lanzar al mercado sus propios modelos o conceptos de este tipo de carrocerías.