Ejemplos de proyecto de vida
5 (100%) 1 vote

Los proyectos de vida, son esos proyectos encargados de enmarcar lo que serían los objetivos y las metas que nos trazamos, además de darnos directrices de la manera en la que poco a poco iremos trabajando para llegar a ellos. Siempre en un proyecto de vida, se busca vincular lo que sería cosas pasadas, cosas de nuestro presente y las proyecciones que deseamos tener hacia nuestro futuro.

Lo ideal siempre será que antes de emprender un proyecto de vida, hagamos un estudio previo de nuestras propias características, cualidades, defectos y posibles contratiempos que podamos tener en el camino que hemos decidido emprender. En este mismo orden de ideas, también debemos tener en cuenta que no podemos engañarnos, es decir, no podemos dejar de lado lo que serían nuestros verdaderos deseos, porque al final, eso es lo que nos dará la fuerza para lograrlo.

¿Cómo realizar un proyecto de vida?

Los proyectos de vida, siempre se fundamentan de las respuestas que recogemos luego de hacernos una serie de preguntas. Debemos empezar por saber quiénes somos, porque de ahí depende lo que deseamos hacer con nuestras vidas y por ende, todo lo que estaríamos dispuestos a hacer para lograrlo.

También debemos tener en cuenta nuestras experiencias y la manera en la que estas han llegado a influir sobre nosotros, esto será determinante para comprender la manera en la que podemos actuar ante diversas situaciones y también nos ayudará a descubrir el nivel de madurez que tenemos.

Nuestras experiencias pasadas, también pueden llegar a determinar lo que serían nuestras experiencias futuras, así que es muy importante saber manejarlas para que de esta manera podamos desarrollarnos de la manera más oportuna posible.

El tema de las proyecciones también es muy importante, ya que esta es la manera en la que logramos visualizar qué tan lejos podemos llegar en un futuro, por consiguiente, de ahí parte la importancia de estudiar nuestro contexto y todo lo que engloba nuestras vidas para saber cuál sería la manera más oportuna de darnos a conocer y de dar a conocer lo que serían esas metas y esos objetivos que deseamos alcanzar.

Pueden ser muchas las preguntas que se nos ocurran cuando pensamos en la manera en la que podemos plantear un proyecto de vida, sin embargo, siempre debemos recordar que más allá de que existan ciertas similitudes, estas son cosas que van a ser siempre diferentes porque tienen mucho que ver con las personalidades de cada individuo.

Criterios a tener en cuenta para desarrollar un proyecto de vida

Podemos ver muchas ejemplificaciones de proyectos de vida, pero como lo hemos dicho anteriormente, siempre cada persona llegará a darle su toque único. Sin embargo, si hay criterios por los que claramente podemos guiarnos para realizar un gran proyecto de vida.

En primer lugar, lo más importante sería descubrir lo que hay dentro de nosotros. Conocer nuestras inquietudes, nuestros temores y el nivel de madurez, es determinante, porque de ello depende la fuerza con la que defenderemos todo lo que hemos planteado dentro de la estructura de ese proyecto de vida.